Samuel Beckett (Foxrock, Dublín, 1906 – París, 1989), fue un poeta y dramaturgo con una amplia y heterogénea obra literaria, siempre en búsqueda de la perfección en sus escritos, y mundialmente reconocido por sus obras dramáticas, catalogado incluso como un ser raro y que provocaba indignación (Paso, 1959: 14). Poseía una circunstancia pocas veces vista en un literato, ya que realizaba a la vez la función de autor y traductor de sus propias obras, tanto del francés al inglés, como del inglés al francés. Estuvo influido notablemente por James Joyce, del que se especuló que fue su secretario, aunque Beckett siempre lo negó. Estudió a Proust, cuya huella se percibe tanto en su poesía como en su narrativa corta, pero