El teatro del absurdo es un género dramático no realista que surge a mediados del siglo XX, como una corriente en contra del propio teatro naturalista anterior. Los escritores del teatro del absurdo modificaron las estructuras tradicionales y las normas formales reducían el lenguaje de los personajes a una mera conversación sin ningún sentido aparente en la que los protagonistas no estaban claramente definidos y sus destinos como actantes teatrales estaban delimitados por lo imprevisible, alejados de una realidad conocible. En las fábulas del teatro del absurdo se ponía en foco en las paradojas de las situaciones de los personajes, en las ambigüeda