El actante es quien interpreta actoral y hermenéuticamente el teatro posmoderno. Es el responsable de la actualización de la idea dramática. La interpretación tiene un destacado carácter creativo. Ejemplos significativos de actante pueden verse en Soy sangre, de Jan Fabre, y Hate radio, de Milo Rau. Ambos distinguen claramente entre los actantes y las voces (personajes).

El término actante ha cambiado de significado en el teatro actual. Se pueden distinguir cuatro etapas distintas: la sintáctica, la narrativa, la semiótica y la interpretativa. Su origen se encuentra en la sintaxis estructural de Tesnière. Más adelante, Vladimir Propp crea el modelo actancial de los cuentos rusos. Después, Greimas lo aplica a la semiótica estructural. Y, por último, hoy lo trasladamos al que pone en acto una idea dramática.

La secuencia de evolución, yendo de la concreción individual a la abstracción conceptual, sería: hermeneuta, actor, personaje, actante. Es decir, el concepto actante, que nació para comunicar una función, ha acabado poniendo nombre al que realiza dicha función. Como dicen Marchese y Forradellas (1986: 14): «los papeles actanciales se semantizan en papeles temáticos y éstos se encarnan en la indefinida fenomenología de los actores o personajes».

En la etapa justo anterior a esta del teatro posmoderno, los actantes se definían por sus funciones: «un sujeto, en principio no abstracto, sino concreto e individualizado, va en busca de un objeto; en esa búsqueda encuentra auxiliares, los ayudantes, y también adversarios, los oponentes» (Ubersfeld 2002: 13). De esta forma quedaba unida la función y la acción en el código actancial. El problema del actante según el modelo semiótico es que era aplicable solo a la dramaturgia occidental clásica (Pavis 1998: 30) y suponía una visión un tanto estática y mecanicista de las obras dramáticas.

De ahí que en el teatro posmoderno se vuelva a recuperar el término para poner nombre a lo que desvela las acciones y el carácter sígnico del cuerpo, porque ya no hay hermeneutas, ni personajes, ni actores. No hay hermeneutas porque no son puente entre la obra y el público. No son personajes porque no existen en la obra. No son actores pues no hay papeles que representar. Las abstracciones (emociones, ideas, etc.) se hacen ostensibles antropomórficamente en el teatro posmoderno. El particular proceso discursivo del teatro posmoderno elimina la individualidad y la posibilidad de una interpretación unívoca.

El teatro posmoderno, al dejar de ser imagen del mundo, tiene actantes que son líneas de fuerza sin entidad individual. Es decir, el monarca ya no es un hombre sino el símbolo del poder. Algunos escritores posmodernos redactan de corrido el texto y el dramaturgo es quien debe segmentarlo distribuyendo parlamentos a cada actante. El lenguaje ya no pertenece ni al autor ni al personaje, sino que el mismo proceso discursivo es el que comunica.

Aparte de las creaciones paradigmáticas citadas más arriba, Soy sangre y Hate radio, que ha sido analizada en López Antuñano (2013), otros escritores basan sus textos en la participación de actantes. Elfriede Jelinek, Rodrigo García y Falk Richter escriben textos si atribución de parlamentos a personajes. Estas obras pueden representarse por un solo actor, que sería responsable de todo el texto. O bien puede ser segmentado por el dramaturgo, quien hace participar a los actantes según las fuerzas en conflicto y preservando la coherencia de la obra.

Escrito por González, J. y editado por última vez el julio 11, 2021 10:50 am

  • López Antuñano, José Gabriel (2013), «Avignon y Almada: Mixtura de lenguajes en la escena», en ADE teatro: Revista de la Asociación de Directores de Escena de España, nº 148, 2013, pp. 153-161.
  • Marchese, Angelo y Forradellas (1986), Diccionario de retórica, crítica y terminología literaria, Barcelona: Ediciones Ariel.
  • Pavis, Patrice (1998), Diccionario del teatro, Barcelona: Paidós.
  • Ubersfeld, A. (2002), Diccionario de términos claves del análisis teatral, Buenos Aires: Editorial Galerna.

No tenemos contenido multimedia en este término

No tenemos contenido Podcast para este término

Cómo citar:

González, J. (2018). Actante. ARESTHEA. Recuperado de https://aresthea.es/termino/actante/

González, J.